sábado, 15 de mayo de 2010

Día 12: Buenos Aires vs. Puerto Iguazu

Gato me despertó temprano a los cabezazos, como siempre. A pesar de ello, me quedé como dos horas más en la cama.

Finalmente, tomé fuerzas y me levanté. Le serví comida a Gato, me fui a lavar los dientes, la cara y me preparé un café con leche y comí algunos donsa turnino salados.

Luego me fui a la vete a comprarle alimento a Gato (no había ninguno del que quería pero me llevé uno provisorio) y pasé por la dietética a chusmear que me terminó saliendo como $50! Compré una cajita con variedades de tés saborizados (trae 5 de frutos del bosque, 5 de naranja canela y anís, 5 de manzana, canela y miel y 5 de frutas tropicales), valeriana, pasas de uva rubias sin semilla, los alfajores de arroz con limón que son mi perdición! Los como porque me encantan no porque sean dietéticos, eh!

A la nochecita me fui para la calle Corrientes a comprarme un libro. Como ya era tarde y ni en pedo, pero ni en pedo, iba a cocinar, comí en el rey de la hamburguesa. Me compré un chocolatín de postre para el camino y volví a mi cálido y dulce hogar.

A la noche me puse a conversar con un amigo de Iguazu por msn y me acordé de lo bien que estaba yo cuando vivía allá. Tengo trabajo asegurado así que podría irme tranquilamente... y lo estoy considerando seriamente.

1 comentario:

Gamar dijo...

¿Algo te ata?
No voy a arrepentirme nunca de haberme ido de Buenos Aires. Hoy puedo volver de visita a disfrutar todo lo que tiene sin sufrir todo lo que agobia de una gran ciudad.
Saludos desde muy lejos