miércoles, 4 de agosto de 2010

Día 98: los días como hoy, amo mi trabajo

Hoy fue un día genial. Obviamente tuvo sus arreglos de último momento, pero son defectos del oficio.

Salí con una pareja de brasileños, se casaron antes de venir a vivir acá (vinieron el sábado pasado), después de 11 años de noviazgo. Son divinos, tiene 26 años ella y creo que 27 él. 

Los conocí hace poco más de un mes cuando les mostré la ciudad y ahora están buscando un departamento para alquilar. Entre aquella vez que vinieron y esta, recordaron que hablé maravillas del chocolate blanco y como en Brasil tienen el galak y miles de cosas de chocolate blanco y acá no y me trajeron un chocolatote blanco!!! Son divinos!!! 

Hoy es el segundo día que los llevo a ver departamentos, a pesar del frío, fue un día hermoso para andar por la ciudad. Fuimos a almorzar al mediodía y visitamos departamentos que habían quedado finalistas. Tanto ella como él son verdaderamente divinos. Me divertí, me cagué de risa, son super agradables y cálidos.

Son días como estos, con defectos del oficio y todo, que pienso que lo que hago es lo más! Obvio, como todo laburo tiene sus pros y sus contras, no lo voy a negar, pero poder andar paseando con gente copada por la ciudad, almorzando y demás etcéteras, no tiene precio. 

Y también son días como hoy que me vuelvo a dar cuenta de que no tengo para nada claro lo que quiero. Cuando en su momento estaba convencida que no quería trabajar más acá ahora adoro mi trabajo. ¿Será hormonal?

4 comentarios:

Guerrero de luz dijo...

Me alegro de leer y ver que al menos hoy tuviste un lindo día y no andas confundida triste y sin saber que hacer. Ojalá tengas muchos mas días como estos!!!



besos...

Border dijo...

Hay momentos en los cuales debes perderte para volverte a encontrar y saber que es en si lo que realmente deseas.

Y los dias de trabajo quedate tranquila que te van a gustar y otros que lo vas a odiar al punto de decir no vuelvo mas.

Que tengas un bello dia.

YESS dijo...

Qué lindo leerte así Alba. Hay días en los que uno se siente taaaan bien.
(y si, a veces es hormonal)
Besote

Ménage à Trois dijo...

que bueno Alba!
ahora se viene la buena racha. el cambio está en uno mismo